domingo, 23 de mayo de 2010

Pero éste género no sale sino con oración y ayuno.

Otro punto de controversia que existe entre los creyentes, es el famoso ayuno. Cuántos creyentes no son inducidos a ayunar por ésto y por lo otro, sin una dirección idónea. El ayuno que el Señor nos dió NO es una fórmula mágica para solucionar problemas. Veamos.

En cierta ocasión dice la escritura que vino a Jesús un hombre con la siguiente queja: "Señor, ten misericordia de mi hijo, que es lunático, y padece muchísimo; porque muchas veces cae en el fuego, y muchas en el agua. Y lo he traído a tus discípulos, pero NO le han podido sanar". Y sigue diciendo la historia: "Y respondiendo Jesús, dijo: ¡Oh generación incrédula y perversa! ¿Hasta cuándo he de estar con vosotros? ¿Hasta cuándo os he de soportar? Traédmelo acá. Y por supuesto nos cuenta la historia que el hijo fue sanado, pero luego viniéndo los discípulos a Jesús aparte, dijeron: ¿Por qué nosotros NO pudimos echarlo fuera? Jesús les respondió: "Por vuestra poca fe"... pero éste GENERO no sale sino con oración y ayuno" (Mateo 17:15-21). ¿Cuál género? Bueno, iniciemos por decir que la palabra "género" que Jesús utilizó fue la palabra "genos", cuyo significado es: reino, nación, generación. La pregunta obligada entonces es: ¿Qué es una generación, un reino, una nación... el hecho o acto de expulsar demonios, o, la fe? Pues la fe. Todos los creyentes somos parte de la familia de la fe, no de la familia que saca chamucos.

No estamos diciendo ni predicando aquí: QUE EL AYUNO ES MALO. NO Y SIEMPRE NO. Lo que estamos diciendo es que el ayuno que Jesús estableció, NO ES UNA FORMULA MAGICA PARA SOLUCIONAR PROBLEMAS. El ayuno que Jesús estableció es PARA FORTALECER LA FE, es un medio de GRATITUD no un método para solucionar problemas. La prueba de ello es que Jesús ante el cuestionamiento de sus discípulos del por qué no pudieron sacar los demonios, NO les dice: Porque no ayunaron, sino les dice: POR VUESTRA POCA FE. Meditemos.

3 comentarios:

  1. perfecta la traducción. claramente se referia a la incredulidad. porque ciertamente el ya le habia dado autoridad a sus dicipulos sobre todo espiritu inmundo, por lo tanto no habia excepciones sobre un espiritu u otro. el no les dijo,con estas autoridad podeis sacar este espiritu pero este no. lo que quiere decir que cuando se refiere a este genero se refiere a la incredulidad o simplemente a su poca fe

    ResponderEliminar
  2. POR EXPERIENCIA PROPIA PUEDE DECIRLE DE LA DIFERENCIA DE UNA PERSONA QUE AYUNA A OTRA QUE NO AYUNA.NEHEMIAS AYUNO Y HUBO UN PROPOSITO, DANIEL TANBIEN AYUNO Y SE CUMPLIO OTRO PODERO PROPOSITO. EL AYUNO DE dIOS NO SOLAMENTEES PARA FORTALECERNOS SEGUN ESTAS DOS HISTORIA PRODUJERON AVIVAMIENTO Y LIBERTAD EN EL PUEBLO DE ISRAEL. EN EL CASO DE DANIEL REVELACION DE DIOS. sI USTEDES HAN AYUNADO DURANTE DIAS Y NO A SENTIDO LA DIFERENCIA ESPIRITUAL ESTA BIEN, PERO PREGUNTO POR LO MENOS LO HAN HECHO O SOLO HABLAN POR HABLA. PORQUE YO HABLO PORQUE LO HE PRACTICADO Y E VISTO EL PODER DE DIOS CUANDO EN EL PASADO LO DEJE DE PRACTICAR LLEGO A MI VIDA CONFORMISMO Y ERO REVELACION DE DIOS. ASI CUIDADO CON LO QUE ENZEÑAN.

    ResponderEliminar
    Respuestas


    1. El verdadero ayuno

      Isaías 58

      58 Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.

      2 Que me buscan cada día, y quieren saber mis caminos, como gente que hubiese hecho justicia, y que no hubiese dejado la ley de su Dios; me piden justos juicios, y quieren acercarse a Dios.

      3 ¿Por qué, dicen, ayunamos, y no hiciste caso; humillamos nuestras almas, y no te diste por entendido? He aquí que en el día de vuestro ayuno buscáis vuestro propio gusto, y oprimís a todos vuestros trabajadores.

      4 He aquí que para contiendas y debates ayunáis y para herir con el puño inicuamente; no ayunéis como hoy, para que vuestra voz sea oída en lo alto.

      5 ¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová?

      6 ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo?

      7 ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano?

      8 Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia.

      9 Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;

      10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.

      11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.

      12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

      Eliminar